¿Persianas para mis ventanas?


¿Estás sacando el mayor partido a las persianas de tu hogar? ¿Por qué tienes instaladas esas y no otras? ¿Qué ventajas y desventajas presentan frente a otros formatos?

Descubre qué persianas te interesa tener en tu casa o departamento:


Persianas venecianas u horizontales


Son muy habituales en nuestro país y nos ofrecen mucha variedad respecto a formas, materiales y colores.

Se pueden adaptar a cualquier concepto de interiorismo, y resultan muy prácticas con su sistema de rotación de lamas perfectamente ajustable a cada momento de intensidad y ángulo de incidencia de los rayos solares.


Persianas verticales


Como su propio nombre indica, las tiras de estas persianas cuelgan longitudinalmente, de arriba hacia abajo.

Son menos habituales, aunque su mecanismo tiene un toque mágico por cómo se giran respondiendo a nuestro giro de muñeca, debido a que percibimos un mayor volumen de movimiento con esta orientación.

Al igual que las persianas horizontales, pueden fabricarse en PVC, tela, madera o materiales más consistentes, como el aluminio.


Persianas enrollables


Más modernas, caras y prácticas que las anteriores, estas persianas aseguran un mayor cerramiento frente a miradas ajenas y rayos ultravioleta.

Son muy adaptables, pudiendo cubrir ventanas o puertas de gran altura, y dan una mayor sensación de limpieza visual cuando están recogidas.


Persianas de panel japonés


Diseños minimalistas pero que suelen combinar colores de forma equilibrada y armoniosa.

Por supuesto, lucen más en entornos destacados y originales, como puertas corredizas, cristaleras y accesos a patios exteriores o jardines y en lugares con mucho espacio, de otro modo, puede empequeñecer tu espacio.

Suelen funcionar con rieles que nos ayudan a desplazarlas lateralmente.


Persianas plisadas



Son muy delicadas y su manejo no resulta tan fácil y rápido como el de otros modelos. Hay dos perfiles, uno superior y otro inferior, que sujetan entre sí un tejido suave -suele ser tela o papel- que está doblado y se recoge sobre sí mismo en pliegues cuando se tira de la cuerda para levantar el perfil inferior.


No son aptas para el uso de niños (olvídate de colocarlas en sus dormitorios o habitaciones de juego) porque resultan más fáciles de romper por movimientos bruscos.


Sin embargo, sí pueden adaptarse a formas originales de ventanas o arcos.

La textura, color y gramaje del material plisado marcarán la transparencia y, por tanto, la entrada de más o menos luz a través de ellas.



Persianas blackout o de oscuridad total


Su mecanismo no deja pasar nada de luz. Este formato es especialmente útil si el ambiente donde las colocas necesita sumirse en la oscuridad más absoluta, como puede ser una habitación con un sistema home cinema, en el que disfrutes reproduciendo tus películas favoritas, o una sala de juntas para proyecciones.


Si necesitas de más información o de algunos proveedores de estos materiales con gusto puedes contactarnos y te ayudamos en lo que necesites


Déjanos tus comentarios, estamos para ayudarte.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo